sábado, 5 de enero de 2013

aplicaciones informáticas


En los últimos años van añadiéndose nuevas aplicaciones informáticas a la medicina, como son las publicaciones electrónicas biomédicas, la telemedicina, impulsada por el auge de INTERNET y su World Wide Web y los registros informáticos de la historia clínica 277. Estos últimos fomentados sobre todo en sistemas privados por el pago por servicio, que obliga a un gran detalle de las actuaciones médicas para identificar el coste – beneficio, precisando crear registros informáticos de alta calidad. La telemedicina es quizá, la que más ventajas aporta y con la que se puede obtener reducción de costes, al poder establecer comunicación con lugares lejanos del mundo, gracias a INTERNET y a los satélites de comunicación, evitando desplazamientos innecesarios y comunicaciones rápidas entre médicos, otros miembros del sistema sanitario e incluso los propios pacientes 255.
La informática ha introducido una nueva dimensión en el pensamiento humano, haciendo reales los sueños de hace unos pocos años. No obstante, las aplicaciones informáticas para el manejo clínico del paciente siguen estando en el campo de los proyectos, con honrosas excepciones, existiendo pocos sistemas que sean operativos de una forma generalizada. Los avances en esta tecnología y en el desarrollo de redes de información van a permitir una reducción de costes y un aumento en la calidad del cuidado de nuestros pacientes. El cambio en la enseñanza de las ciencias médicas permitirá entender al ordenador como una importante herramienta de trabajo, que además permitirá cambiar la actual forma memorística e intuitiva de la actuación médica a una forma basada en una estructura con una mayor base de conocimientos, un proceso analítico de los mismos y una mayor eficacia en la toma de decisiones 245.
El médico no solo no quedará relegado por el ordenador sino que liberado de sus tareas más repetitivas y tediosas, pasará a ser el eje sobre el que se apoye todo el soporte informático, al actuar como selector y controlador de los datos de entrada, creador de los protocolos y algoritmos que éste seguirá, interpretando, además, sus resultados y por lo tanto siendo el máximo responsable del sistema

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada